Me gusta viajar. Viajar es una actitud, una forma de refugiarme cuando la vida real me aburre.
Viajar me ofrece la posibilidad de hacer cada jornada algo distinto, abrirme a la sorpresa.
Viajar prolonga el tiempo, enriquece la vida y la llena de sucesos sorprendentes.
Cuando viajas hay imágenes que se graban en la memoria y otras las fotografías para no olvidarlas.