Tuve el primer contacto con el mundo de la animación cuando estudiaba Bellas Artes, nunca me he dedicado a ello profesionalmente, pero le destino gran parte de mi tiempo.